A menudo pensamos que el cambio climático y los destrozos en el medio ambiente son cosa de la época industrial, pero no es así. Un nuevo estudio apunta a que la actividad humana está detrás de la creación del mayor desierto del planeta: el Sahara.

Hace 11.000 años, el Sahara ofrecía un paisaje muy diferente al árido desierto que es hoy. La paleoclimatóloga de la Universidad de Arizona, Jessica Tierney, explica que en aquel entonces la región era diez veces más húmeda, con verdes praderas salpicadas de lagos. Sabemos que era así por los registros fósiles de esa época.

Las lluvias que alimentaban este vergel procedían de los vientos monzones que bañaban periódicamente buena parte de África durante el periodo conocido como Óptimo Climático del Holoceno.

Hace alrededor de 8.000 años, sin embargo, las lluvias dejaron de visitar el Sahara.

Hasta ahora se pensaba que la causa de este cambio climático que se prolongó a lo largo de casi mil años era una alteración en la inclinación del eje de rotación de la Tierra, pero esta teoría no convence a todos. La fecha de inicio del cambio que secó el Sahara coincide sospechosamente con la primera llegada masiva de seres humanos a la región, seres humanos que trajeron consigo la agricultura.

La idea de que la actividad agrícola extensa pueda cambiar el clima a nivel local no es nueva. Hay hipótesis muy asentadas que apuntan a que las poblaciones humanas del neolítico lograron frenar la penetración de los monzones en el sudeste asiático. En el Sahara podría haber ocurrido algo similar, explica David Wright, de la Universidad Nacional de Seúl.

A medida que la agricultura secó la zona, los habitantes se fueron o adoptaron la ganadería como método de subsistencia. La autora del estudio se propone profundizar en esta hipótesis y buscar nuevas evidencias paleontológicas que sustenten la teoría de la desertización por causas humanas.

Hoy, el Sahara es el desierto más grande del planeta. Abarca más de 10 países africanos y cubre una región de nueve millones de kilómetros cuadrados. Las precipitaciones medias en la zona son de menos de 20 milímetros de agua al año.

Publicado en Medio Ambiente

Cientos de damnificados de las ciudades de Perú Lambayeque y Piura, has realizado protestas para exigir al gobierno de ese país una  pronta respuesta respuesta a la emergencia que están viviendo debido a las fuertes lluvias que azotaron al país los últimos días.

Las víctimas indicaron que la ayuda humanitaria es  muy poca en las ciudades afectadas y de alguna u otra forma están buscando la solución.

Por su parte Gustavo Olivas, viceministro de Construcción y Saneamiento, expresó que esta evaluando junto con las autoridades la emergencia que estas lluvias trajeron.

Hay un total de 34.239 damnificados. De ellos, 25 son fallecidos, 39 son heridos y un desaparecido, dijo el ministro de Defensa, Jorge Nieto, tras presentar un informe en el Parlamento sobre las acciones que realiza el gobierno para apoyar a la población golpeada por las precipitaciones. Además, hay 260 kilómetros de carreteras destruidas y ciudades enteras sin drenaje.

Publicado en Actualidad

El periódico “The Washington Post”  ha publicado información en la que señala que el 2016 fue el año más cálido registrado en el Ártico, y los expertos en cuestiones climáticas se encuentran desconcertados por las actuales condiciones en la región.

La región del Ártico ha estado demasiado cálida durante mucho tiempo y la comunidad científica alerta sobre el problema y los cambios medioambientales que se están produciendo,

El clima en dicha región es conocida por variar drásticamente, y los científicos indican que el aumento de temperatura es tan extremo que los seres humanos seguramente han participado en ello.

Las actuales temperaturas en ese sector del Polo Norte, de acuerdo con los expertos, son mucho más elevadas de lo que se ha observado en los registros modernos, y la extensión del hielo marino sigue batiendo sus mínimos récord.

Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo en la ciudad de Boulder, Colorado, advierte que después de estudiar el Ártico y su clima durante tres décadas y media, ha concluido que lo que ha sucedido durante el último año va más allá de lo extremo.

En el Polo Norte, la temperatura subió unos 20º durante el pasado mes de noviembre, sobre la media para esa época del año. Otro gran flujo de calor es proyectado por los modelos climáticos para la próxima semana, y los meteorólogos predicen que en algunas zonas del Ártico las temperaturas se elevarán más de 50 grados por encima de lo normal.

Los investigadores aseguran que no hay una causa única de este calor anormal, pero indican que puede ser consecuencia de las variaciones naturales en el clima ártico combinadas con una tendencia de calentamiento a largo plazo resultante de la actividad humana.

Publicado en Medio Ambiente

La NASA ha  publicado  una serie de imágenes  que fueron tomadas desde el espacio y muestran cómo diferentes factores  (desastres naturales, seres humanos y otros)  han contribuido a un cambio significativo en nuestro planeta.

La colección titulada fue titulada como  'Imágenes de Cambio'  y compara las fotos de la Tierra tomadas en diferentes momentos de las últimas décadas. Su objetivo principal es ayudarnos a entender el mundo, mejorar nuestra vida y salvaguardar el futuro.

1. Deshielo temprano en Groenlandia: Una de las imágenes más curiosas revela cómo va cambiando el clima en el caso de los glaciares de Groenlandia. Así, mientras que los arroyos de agua de deshielo se forman sobre la superficie de la capa de hielo de Groenlandia cada primavera o a principios de verano, el deshielo empezó excepcionalmente temprano en 2016.

 NASA

 

2. Expansión urbana de Nueva Delhi:  Entre 1991 y 2016, cuando fueron tomadas estas dos imágenes, la población de Nueva Delhi y sus suburbios (colectivamente conocidos como Delhi) creció desde 9,4 millones hasta los 25 millones de personas. Por el momento, es la segunda ciudad más poblada del mundo, solo superada por Tokio (38 millones). Según el Informe de la ONU sobre Urbanización Mundial, en 2030 la población de Delhi alcanzará los 37 millones.

   NASA

 

3. Flujo del río Obi:  Desde el inicio del derretimiento a principios de mayo, el río Obi y su afluente, el Irtysh, fluyen desde las montañas de Altay del norte de China hasta el Océano Ártico. Las vías fluviales del Obi circulan por una llanura de permafrost. Así, debido a su incapacidad de cortar canales en el suelo congelado, el río se extiende a lo largo de la llanura durante el deshielo de primavera.

   NASA

 

 4. Impacto de riego en Chihuahua, México:  Estas imágenes ilustran los importantes cambios causados por las prácticas agrícolas en el estado mexicano de Chihuahua. Los excesivos desvíos de agua del embalse de Luis L. León para el riego agrícola han afectado a la vegetación en la parte noreste del estado y han reducido significativamente la cantidad del agua que llega al río Bravo.

Los círculos rojos marcan los sistemas de riego de pivote central para cultivar alfalfa y sorgo para granjas lecheras y parcelas de engorde de ganado. La caída del suministro de agua al río Bravo amenaza el hábitat de la fauna y la vegetación natural.

   NASA

 

 

5. Islas artificiales de Dubái, Emiratos Árabes Unidos:   La construcción de los primeros archipiélagos artificiales empezó a lo largo de la costa de Dubái en 2001. Los resultados de aquel proyecto pueden verse en la foto de 2012 —Palm Jebel Ali, Palm Jumeriah y un grupo de islas más pequeñas conocidas como 'El Mundo', debido a su forma de un mapa—. Estas últimas ofrecen casi 232 kilómetros adicionales de costa.

   NASA

 

6. Inundación en Hamburg, Iowa: En la primavera de 2011, las fuertes lluvias y la nieve acumulada causaron liberaciones de agua extremas, lo cual resultó en una serie de fuertes inundaciones a lo largo del río Misuri. La ciudad de Hamburg sufrió el mayor impacto, debido a las numerosas fallas en los diques. No obstante, a finales de junio de 2011, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU reconstruyó los diques, protegiendo la ciudad de nuevas inundaciones.

   NASA 

 

 

 

 

Información de Sputnik

Publicado en Medio Ambiente

Está por convertirse en uno de los 10 icebergs más grandes jamás registrados y su tamaño equivale a más de la mitad de la isla de Puerto Rico.

Los científicos afirman que este enorme témpano de hielo está a punto de separarse de la Antártica, en el Polo Sur.

Una grieta antigua creció de repente en diciembre del año pasado y, ahora, apenas 20 kilómetros de hielo mantienen unido al bloque de alrededor de 5.000 kilómetros cuadrados con el continente antártico. Larsen C, como se la conoce, es la plataforma de hielo que se encuentra más al norte de la Antártica.

 

Un grupo de investigadores, afirman que la pérdida de una pieza de ese tamaño dejará al resto de la plataforma de la Antártica vulnerable a rupturas futuras.

Larsen C tiene unos 350 metros de espesor y flota en los mares al borde de la Antártida Occidental, frenando el flujo de glaciares menores.

Los investigadores han estado siguiendo la grieta de Larsen C durante muchos años.

Señalaron que la observan con "cierto temor" tras el colapso de la plataforma de hielo Larsen A, en 1995, y la ruptura repentina de la plataforma B de Larsen, en 2002.

Grieta en la Antártica

Los científicos no son los únicos en estar muy atentos a lo que allí sucede. El año pasado, investigadores del Proyecto Midas de Reino Unido advirtieron que la grieta de Larsen C crecía rápidamente.

 

Las observaciones del equipo de Gales señalan que, en diciembre del año pasado, la velocidad de crecimientode la brecha se aceleró y aumentó 18 kilómetros en sólo un par de semanas.

Lo que pronto podrá ser un iceberg gigantesco ahora es un bloque de hielo que cuelga del continente antártico por un "hilo" de tan sólo 20 kilómetros de largo.

La grieta es de unos 100 metro de ancho, pero se estima que es de medio kilómetro de profundidad.

"Si la separación no se produce en los próximos meses, me sorprenderé", afirmó el profesor Adrian Luckman, uno de los investigadores de la Universidad de Swansea. "Está tan cerca de la ruptura que creo que es inevitable"

El profesor  señaló que el área que se separará será de unos 5.000 kilómetros cuadrados, un tamaño que hará de ese iceberg uno de los 10 más grandes que se han registrado.

 

Los investigadores, sin embargo, dicen que se trata de un evento geográfico y no climático.

Señalan que la grieta ha estado presente durante décadas, pero que se ha profundizado y extendido en este momento en particular.

Desaparición de Larsen B

Una de las hipótesis es que el calentamiento global pudo provocar la separación del iceberg, pero los científicos de Swansea dicen que no tienen ninguna evidencia directa para comprobar aquello.

Lo que de verdad les preocupa a los investigadores es cómo la ruptura afectará al resto de la plataforma.

Mucho más considerando la forma "espectacular" en la que Larson B se desintegró en 2002 después de una ruptura similar.

"Nosotros estamos convencidos, aunque otros no están, que la plataforma de hielo restante será menos estable que la que existe ahora", apuntó Luckman.

El nivel del mar

A medida que flote sobre el mar, el iceberg resultante de la ruptura no elevará el nivel de las aguas, explica el profesor.

Sin embargo, si la plataforma se rompe aún más, podría dar lugar a glaciares que se hundan y toquen tierra.

Este hielo no flotante tendría un impacto en el nivel del mar, señala Luckman.

Según las estimaciones, si todo el hielo que Larsen C actualmente retiene se hunde en el mar, las aguas globales pueden aumentar hasta 10 centímetros.

Hay pocas certezas en este momento de lo que pueda pasar, más allá de un cambio inminente en el contorno de la costa helada de la Antártica.

 

Publicado en Medio Ambiente
Miércoles, 21 Diciembre 2016 08:33

Cae nevada en el Sahara, después de 40 años

 Pocos podrían imaginarlo, pero una ciudad situada al norte del Sáhara ha visto cómo la nieve hacía acto de presencia, un lujo que no muchos países pueden disfrutar durante estas navidades. 

Aunque no haya caído mucha nieve, un fotógrafo aficionado, ha captado estas impresionantes imágenes en la ciudad de Argelia de Ain Séfra y las ha compartido en Facebook. La nieve se registraba por última vez en la zona en febrero del año 1979. El fotógrafo captó esta estampa durante una tormenta de nieve, que duró poco más de media hora, pero que sorprendió a los habitantes de la ciudad. Los vecinos pudieron disfrutar durante todo el día de la nieve antes de que se derritiera.  

Y es que, que nieve en el desierto es un fenómeno extraordinario. "Parecía increíble cómo la nieve se posó en la arena", comenta el fotógrafo. Este fenómeno también podría tener un alto valor científico, puesto que, según este mismo diario, puede ser una confirmación de la teoría de que en 15.000 años el desierto del Sáhara volverá a ser verde.  

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Medio Ambiente

 Los efectos del calentamiento global no dejan de sorprender. Recientemente, una base militar estadounidense, construida durante la Guerra Fría, ha quedado al descubierto. Se trata de una instalación diseñada originalmente para permanecer sepultada bajo hielos eterno, aunque, de a poco, está emergiendo.

A medida que el hielo de descongela, se filtra entre los restos de la estructura de la base militar, haciendo fluir aguas contaminadas con residuos nucleares y químicos que, peligrosamente, podría terminar vertidos en aguas oceánicas.

Según un estudio dirigido por el científico, la base podría quedar completamente expuesta hacia 2090.

Situada en territorio de Groenlandia, la base comienza a quedar al descubierto y hace escalar un conflicto en ciernes, que involucra a Estados Unidos, dueño de la construcción, y a Dinamarca, que en 1951 autorizó la instalación.

En opinión de varios expertos en la materia, Estados Unidos y Dinamarca deberían compartir responsabilidades y encarar la limpieza del lugar, lo que significa una inversión exorbitante, aunque, claro está, más que necesaria.

Publicado en Notas Curiosas

El aumento en la temperatura del agua de los ríos por el cambio climático es el principal causante de la propagación de cangrejos invasores procedentes del sur de Estados Unidos,  el director del Instituto de Biología Computacional de la Universidad George Washington, Keith Crandall.

 

El principal problema de estas poblaciones de crustáceos como el cangrejo rojo americano y el cangrejo señal es que “comen de todo, peces, algas, moluscos, y pueden destruir el ecosistema fluvial, a diferencia de los cangrejos autóctonos que lo equilibran, ha indicado Crandall.

También ha insistido en que la clave está en investigar sobre la evolución de las especies, para“reconstruir las relaciones filogenéticas que unen a todos los linajes del árbol de la vida”, y con ello, poder “dar luces” a la biología de la conservación.

Aumento de las temperaturas

Para el biólogo e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC, del Real Jardín Botánico , Pablo Vargas, la subida de las temperaturas abre la puerta al trópico y con ello aespecies más agresivas”, que portan “pestes” perjudiciales para la supervivencia del cangrejo común.

Durante la tercera jornada del encuentro, se ha divulgado que la amenaza es muy importante” porque las especies norteamericanas se han dispersado con ayuda de la globalización por todo el mundo y hoy se les puede encontrar en Ecuador, Chile o Brasil o Japón, entre otros países.

Sobre la importancia de generar espacios de debate acerca de los efectos del cambio climático en las poblaciones de cangrejos de río, ambos científicos han coincidido en afirmar que el rol de los científicos es generar información científica y tratar de divulgarla para que pueda tener repercusión en las decisiones de políticas de conservación de especies en peligro de extinción, con ayuda de gestores políticos.

 

 

Publicado en Medio Ambiente

En un estudio realizado por el instituto de Investigación Deltares en Holanda, científicos utilizaron imágenes satelitales para determinar cómo ha cambiado el agua en la superficie de la Tierra.

Y los resultados recabados, no dieron buenas noticias:

  • Un total de 173,000 km cuadrados de agua, ahora son tierra.
  • Los lagos han disminuido su tamaño, ríos han cambiado su cauce y zonas costeras han cambiado significativamente.
  • En América Latina, las zonas donde hay actividad minera son las  más afectadas (En Perú , las zonas mineras son zonas afectadas por el agua sucia, en Brasil, los embalses están más secos)

 

Pero la naturaleza no se deja vencer

  • Se han ganado 115,000 km cuadrados de agua
  • La zona donde ha habido un mayor aumento de agua en el mundo es la meseta tibetana en el Amazonas.

Para este trabajo también se analizaron las lineas costeras, y para sorpresa de los científicos, los humanos le han ganado unos 33,700 km cuadrados al agua, mientras que el agua les ha arrebatado otros 20,100 km cuadrados. Los expertos consideran que todavía se necesita hacer más estudios para ver el impacto que estos cambios globales pueden tener en nuestro planeta. 

Publicado en Actualidad

Científicos han confirmado que miles de lagos azules cristalinos han aparecido en las capas de hielo de la Antártida Oriental, y los tiene muy preocupados.

Pero, ¿cuál es el problema? Ya había sucedido esto antes, como en la capa de hielo de Groenlandia que se desintegró rápidamente, perdiendo  mil millones de toneladas de hielo entre 2011 y 2014, y al parecer todo empezó con estos lagos.

Un equipo de investigadores del Reino Unido analizó cientos de imágenes de satélite y datos meteorológicos tomados del glaciar Langhovde en el este de la Antártida, y se encontró por primera vez que entre el año 2000 y 2013, se había formado cerca de 8,000 de estos lagos. Algunas de estas formaciones, conocidas como supraglaciares , o agua de deshielo, parece ser que desemboca en el hielo flotante, lo que podría tener graves consecuencias para la estabilidad de todas las plataformas de hielo. Las plataformas de hielo son placas de hielo que se forman cuando masas de un glaciar flota hacia la costa, un gran trozo de hielo de glaciar podría llegar a cubrir un área de 50,000 kilómetros cuadrados.

Por otra parte la desintegración de la capa de hielo de la Antártida Oriental, ha sido más sutil, y ahora científicos están preocupados de que nuestra falta de conocimiento sobre cómo los lagos supraglaciales están afectando al planeta, tendrá un impacto en nuestra capacidad para predecir las consecuencias.

 Las temperaturas del aire aumentan durante los meses de verano, así que estos lagos supraglaciares se forman en la superficie de las capas de hielo haciendo que los glaciares se vuelvan más delgados y se extiendan hacia el océano. Estos lagos no duran mucho tiempo, ya que con el tiempo se vuelven a congelar, pero si no es así, se drenan verticalmente a través del hielo flotante, desembocando en los ríos.

Investigadores aún no lo llaman el principio del fin, porque si las cosas se quedan como están, no tendremos mucho de que preocuparnos. ¿O si?

Publicado en Medio Ambiente
Página 1 de 3