Copyright © 2018 Tercer Milenio Studios, todos los derechos reservados.

5250-2880   5250-2704

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono

Explora Tercer Milenio

Redes Sociales

  • Icono social Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram

Secciones

Captación pluvial podría ser una solución al problema de agua en la Ciudad de México

Abastecer a la Ciudad de México de agua implica gastos que exceden los 1.6 mil millones de pesos anuales, por lo que una solución es reabastecer los acuíferos sobreexplotados, a través de la captación de agua de lluvia.

Con esa alternativa, se evitaría el alto costo que genera trasladarla desde los sistemas Cutzamala, Lerma y otras fuentes, afirmaron los investigadores Gerardo Ruiz Solorio y Rosario Pérez Espejo.

Destacaron que el problema del agua no se puede resolver con una óptica técnica porque inciden temas institucionales y sociales importantes, por lo que es necesario revisar las tarifas, pues para la capital del país existe una clasificación de siete estratos de bajos ingresos.



También, se debe considerar el problema de sustentabilidad de los acuíferos, porque la extracción lleva a que a los edificios presenten hundimientos, esto sin añadir el factor de sismicidad.

Rosario Pérez Espejo, del Instituto de Investigaciones Económicas, señaló que las personas que habitan la zona metropolitana del Valle de México no son conscientes de las implicaciones económicas, sociales y de infraestructura que hay en torno al abrir la llave y tener agua.

En un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias, la especialista advirtió que 24 por ciento del agua consumida en la capital del país proviene del Sistema Cutzamala y es necesario bombearla “subirla a mil 600 metros (lo que requiere de mucha energía eléctrica)”.

Sin embargo, en el proceso se pierde más del 40 por ciento del líquido, además de que se tiene que considerar que alrededor de 250 mil casas no tienen acceso a la red hidráulica, expuso.

A ello se suma el hecho de que drenaje profundo de la urbe, que data de los años 70, tiene una pendiente importante por el hundimiento de este drenaje, causado por la extracción de agua del acuífero, por lo que se requiere de bombeo para sacarla.

En consecuencia, dijo, cada vez es más difícil hacer llegar el agua a la metrópoli, y consideró necesario invertir en infraestructura para la captación de agua de lluvia, procesarla y hacerla potable.

“No pagamos ni siquiera el costo total de traer el agua y mucho menos el costo de oportunidad, es decir, el hecho de que se dejen de realizar ciertas actividades económicas (como la agricultura) en las zonas de donde se extrae. Además, el agua que se consume tiene un altísimo nivel de subsidio”, advirtió.

Bajo este panorama, afirmó la investigadora, la captación de agua de lluvia podría ser una opción para tratar de recuperar los acuíferos hoy sobreexplotados.

Por lo pronto, para hacer frente a la contingencia de agua que tendrá lugar la próxima semana, es necesario aprovechar el momento para hacer conciencia sobre el valor del agua y no incurrir en el error de volver a tirarla indiscriminadamente cuando se tenga el servicio de manera regular.

Al abordar la problemática que enfrentará la Ciudad de México, del 31 de octubre al 3 de noviembre, por el mantenimiento del Cutzamala, el académico de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, Gerardo Ruiz Solorio, indicó que el corte de agua que afectará a habitantes de 410 colonias de 13 alcaldías de la Ciudad de México y de 13 municipios del Estado de México, representa una oportunidad para hablar de la cultura del agua.

FUENTE NOTIMEX

72 vistas