Dos nuevos dinosaurios rellenan 70 millones de años de hueco evolutivo




(EUROPA PRESS)- Dos nuevos dinosaurios pueden ser eslabones perdidos en un

linaje inusual de depredadores que vivió hace entre 160 millones y 90 millones de años.

Las dos especies, Xiyunykus y Bannykus, eran terópodos, un grupo de dinosaurios bípedos, en gran parte carnívoros. Algunos terópodos eventualmente dieron origen a aves, mientras que otra rama, los alvarezsauroidos, evolucionaron en insectívoros de aspecto extraño con brazos y manos cortas con un dedo agrandado para cavar en nidos.


Pero hasta ahora, se entendía poco sobre cómo sucedió este cambio debido a la brecha evolutiva de 70 millones de años que separa a los alvárezsauroidos que comen insectos del primer miembro conocido del grupo, Haplocheirus.

"La importancia de Xiyunykus y Bannykus es que caen dentro de esa brecha y arrojan luz sobre los patrones de evolución dentro de los Alvarezsauroidos", explicó Corwin Sullivan, un paleontólogo de la Universidad de Alberta que participó en el estudio internacional.

 "Estos especímenes mejoran en gran medida la comprensión de la comunidad científica de las primeras etapas de la evolución alvarezsauroida y nos dan una mejor idea de cómo eran los alvarezsauroidos tempranos".    Sullivan notó que los nuevos especímenes revelan pistas sobre cómo la dieta de las criaturas pasó de la carne a los insectos.

 "Las extremidades anteriores muestran algunas adaptaciones para excavar, que luego se volverían más exageradas, y algunas características de sus cráneos también se asemejan a las de los alvárezsauroides insectívoros. Las patas traseras están menos modificadas, lo que sugiere que los brazos y la cabeza de los alvarezsauroidos experimentaron cambios significativos antes que las piernas.

"Todavía hay mucho que aprender sobre la evolución temprana de los alvarezsauroidos", agregó en un comunicado Sullivan, quien también es conservador del Museo de Dinosaurios Philip J. Currie.

"Xiyunykus y Bannykus están actualmente representados por un ejemplar incompleto cada uno. Esos especímenes proporcionan una gran cantidad de información intrigante, pero necesitaremos muchos más fósiles antes de poder confiar en que tenemos una comprensión clara de cómo los alvarezurauroidos, para decirlo sin rodeos, se volvieron tan raros". El estudio ha sido publicado en Current Biology.

Michell León

mleon@tercermilenio.tv

www.gaia.com/jaimemaussan

39 vistas

Copyright © 2018 Tercer Milenio Studios, todos los derechos reservados.

5250-2880   5250-2704

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono

Explora Tercer Milenio

Redes Sociales

  • Icono social Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram

Secciones