El mamut de Milpa Alta continúa revelando sus secretos

Actualizado: 5 de ene de 2019

Al realizar excavaciones con la intención de construir una barda para un terreno, habitantes de la población de Santa Ana Tlacotenco en la Alcaldía de Milpa Alta, Ciudad de México, hallaron en diciembre del año 2011 unas piedras raras que posteriormente se dieron cuenta que eran unos enormes molares.

Los dueños del terreno fueron extrayendo huesos de un animal de grandes dimensiones por lo que los primeros investigadores supieron del hallazgo a través de fotografías captadas por los mismos pobladores.

Fue hasta febrero del 2012 cuando un grupo de científicos, liderado por el doctor Luis Barba y el paleontólogo Joaquín Arroyo Cabrales, del Laboratorio de Arqueozoología del INAH, acudieron al lugar, sin embargo, solo encontraron la excavación donde se habían extraído los molares y muchos fragmentos de huesos dispersos sobre la superficie.

En los primeros análisis en el lugar se encontró un colmillo, la mandíbula, algunas costillas y huesos de los cuartos traseros y delanteros. Meses más tarde se encontró el craneo, el lomo, el resto de las costillas, parte de la cadera y otros huesos de los cuartos traseros y delanteros. Estos elementos permitieron a los científicos establecer que los restos pertenecieron a un adulto joven de un mamut de entre 30 y 40 años de edad.

También, se logró determinar que aquel mamut pertenecía a la especie Mamuthus columbi que desapareció hace aproximadamente entre 10 mil y 12 mil años ya que es la más común en esta parte del continente americano. Una de sus principales características es que no es peludo y tiene un gran parecido a un elefante.

Las evidencias muestran que el mamut falleció recostado sobre lado izquierdo y que fue cubierto por una capa gris adherida a los huesos que se cree que es ceniza proveniente de una erupción volcánica.

Se sabe que animales de estas dimensiones se acercaban a los lagos para beber agua y alimentarse sin embargo, muchas veces quedaban atrapados en la arcilla donde se hundían y finalmente morían.


Precisamente este hallazgo representa un misterio para los investigadores ya que el mamut de Milpa Alta fue encontrado a más de 2600 metros sobre el nivel del mar, en una zona en la que no se había reportado otro descubrimiento.


Bernardo Altamirano Salmerón

Tercer Milenio, México

baltamirano@tercermilenio.tv

Facebook: Bernardo Altamirano Salmerón

Copyright © 2018 Tercer Milenio Studios, todos los derechos reservados.

5250-2880   5250-2704

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono

Explora Tercer Milenio

Redes Sociales

  • Icono social Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram

Secciones