En México se utilizan más de 180 plagucidas, en su mayoría altamente tóxicos.


En 1962 Rachel Carson publicaría el libro "La Primavera Silenciosa", un trabajo que revolucionaria al mundo, exponiendo los efectos nocivos en el medio ambiente de uno de los plaguicidas más populares del mundo, el "DDT".


Sin embargo el DDT no siempre se creyo que fuera malo, durante los años 40s el DDT fue catolagado como la mejor arma contra los insectos y plagas, por lo que el DDT comenzó aplicarse de inmediato con gran éxito en el control de insectos transmisores de enfermedades como el Tifus y la Malaria e incluso fue utilizado para combatir la Polio. Distritos enteros, calles, parques, piscinas hasta personas, todo rincón en lugares como Texas y Cleveland seria fumigados por DDT. Esto daría pie a una creciente industria de los llamados agroquímicos como lo son los plaguicidas, sin embargo los efectos de estos químicos en el medio ambiente serían catastróficos.


Hacia los años 60s en la guerra de Vietnam, el gobierno de los Estados Unidos esparciría sobre el territorio vietnamita un plaguicida modificado para ser utilizado como arma biológica, el cual llevaría por nombre Agente Naranja, el cual dejaría más de un millón de menores discapacitados y con malformaciones, muchos de ellos abandonados en albergues. Estos menores son reconocidos como los hijos del Agente Naranja por que sus consecuencias percisten al dia de hoy.


A partir de los años 70 en EE.UU. comenzaría la prohibición de químicos peligrosos, agroquímicos entre ellos diversos plaguicidas. En 2008, la Oganización de las Naciones Unidas para la Aimentación (FAO) asi como la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobaron criterios para la definición de los plaguicidas catalogados como altamente peligrosos, los cuales son definidos como aquellos que presentan toxicidad aguda alta, toxicidad crónica, daños para el medio ambiente, y que muestran una alta incidencia de efectos adversos irreversibles en la salud. A pesar de estos antecedentes, ¿por qué en México se utilizan más de 180 plaguicidas catalogados como altamente peligrosos? y       ¿cuáles son los efectos que hoy por hoy están causando?.


En México son utilizados 183 plaguicidas, de los cuales al menos 140 son catalogados como altamente peligrosos, algunos de ellos incluso con potencial cancerígeno. Estos plaguicidas son autorizados por organismos como la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) que depende de la Secretaria de Salud.


Dentro de los 183 plaguicidas altamente peligrosos que se utilizan y sus más de 3000 formulaciones, existe un elemento que ha sido prohibido en países de la Unión Europea, pero se sigue utilizando en America Latina, particularmente en países como México y Argentina. Se trata del Glifosato, mismo que fue reclasificado por la propia OMS como probablemente cancerígeno en personas. Así mismo en México se utilizan formulaciones que son prohibidas hasta en 70 paises como el Endusolfan o Captafol prohibido en 64 paises, con efectos en la salud y medio ambiente que ya han sido comprobado pero poco se habla de ellos.


En México así como en la mayoría del mundo existen un grupo empresas que domina el mercado de los plaguicidas, una de ellas es Bayer, misma que adquirio a la gigante Monsanto, la cual tuvo que pagar mas de 280 millones de dólares a un granjero por no advertir que el uso de su plaguicida rundoup es cancerígeno, así mismo la empresa química estadounidense Dow se fusionó con el conglomerado DuPont; y ChemChina compró al grupo suizo de semillas y genética Syngenta. Con esto, tres conglomerados empresariales se encuentran en camino de controlar casi el 60% de las semillas, y casi el 70% de los plaguicidas y productos químicos para el cultivo alimentos y casi todas las patentes de transgénicos.



Uno de los mas grandes peligros de los plaguicidas además de su toxicidad en la salud, son los efectos en el medio ambiente. Ante esto, diversos estudios confirman que los plaguicidas, especialmente los que contienen Glifosato o también los catalogados como neonicotinoides, los cuales ocasionan daños considerables sobre los insectos polinizadores como lo son las mariposas y abejas, disminuyendo su salud, afectado ademas la reproducción de sus colonias llevándolas al borde de la extinción. Ante esto países de la Unión Europea han prohibido la utilización de estos plaguicidas sin embargo en México se siguen usando, al grado de que se estarían matando cerca de 4 mil millones de abejas al año.


Otro de los inconvenientes del uso de plaguicidas es que provoca en muchas ocasiones resistencia de las llamadas plagas, lo que genera que cada vez se utilicen más químicos o la combinación de los mismo para eliminarlas, generando una mayor contaminación que poco a poco se esparce alrededor del planeta, incluyendo rios, lagos, mares, hasta los puntos más lejanos del planeta como los polos.


Actualmente existen modelos que podrían comenzar aplicarse con el fin de reducir el uso de plaguicidas, uno de ellos es la Agroecología. La se describe como aquella ciencia que aplica un conjunto de practicas sostenibles, una agricultura sin venenos, que busca respetar los ciclos ecológicos, un manejo responsable de plagas sin daños colaterales y que fomenta el comercio regional a costos mas bajos.


La Agroecología asi como la aplicación de modelos sostenibles de producción ha sido aplicado por países como Cuba, donde han logrado una soberanía alimentaria noble con el medio ambiente sin poner en riesgo a futuras generación, así mismo Francia se a convertido en uno de los países más sustentables en alimentación del mundo, incluso las Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de la FAO recomienda que las prácticas agroecológicas permiten el desarrollo sustentable de la agricultura, y fomentan la protección de recursos naturales.


El cambio existe sólo hay que tomarlo, desprendernos de la industria rapas y de los productos que nos envenenan puede que no sea sencillo pero es necesario y viable, por que al cuidarnos a nosotros mismos también cuidamos al planeta, por que debemos aprender a valorar lo que tenemos, tal y como lo escribió Rachel Carson.- “Cuanto más consigamos concentrarnos en las maravillas y realidades del universo que nos rodea, menos gusto encontraremos en destruirlo”.

Copyright © 2018 Tercer Milenio Studios, todos los derechos reservados.

5250-2880   5250-2704

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono

Explora Tercer Milenio

Redes Sociales

  • Icono social Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram

Secciones